...también le puede interesar:

EPIGRAMAS TAURINOS

El domingo en una grada, lamentaba doña Cleta, que cierto célebre espada se cortase la coleta al final de temporada. -¡Pues bueno se va a quedar! (se oyó cerca murmurar) ¡Haría muy mal! Yo creo que aunque abandone el toreo no se la debe cortar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.